MOTOLUXE_Dyn_R

Durante el pasado Mobile World Congress Motorola ha dado a conocer varios terminales, entre los que se encuentra Motoluxe, con unas características discretas pero un acabado muy bueno.

Características principales

El procesador en cargado de darle vida a Motoluxe es un Qualcomm MSM7227A-0, con un único núcleo a 800 Mhz. Está acompañado por la GPU Adreno 200, 512 MB de memoria RAM y 1 GB de memoria interna (ampliable con tarjetas micro SD). Con estas características nos encontramos ante un teléfono de gama media, adecuado para personas que no vayan a exprimir el terminal (abstenerse geeks y fans de Galaxy S y similares.)

Su pantalla tiene 4” y una resolución de 480 x 854 píxeles. La construcción general del terminal es bastante buena, y transmite buenas sensaciones al tenerlo en la mano. Uno de los detalles que más nos ha llamado la atención de él es su led de notificación, aunque podría hablarse mejor de una “ventana”, ya que se ilumina por completo en diferentes colores según el evento. Su resplandor también se aprecia cuando el terminal está tumbado o, incluso, boca abajo, ya que tiene una ranura en la base para facilitar su visualización lateral.

En cuanto al resto de características, nada fuera de lo habitual: 123 gramos de peso, un grosor de casi 1 cm (9,9mm), cámara de 8 megapíxeles con flash led, Gps, Wifi y Bluetooth. Lo que nos parece un poco justo es su batería, con 1.400 mAh.

Sistema operativo y soft adicional

Motorola Motoluxe llegará a las tiendas con Android 2.3.7. Un detalle que nos pareció curioso durante nuestra toma de contacto en MWC es su sistema MotoSwitch, que analiza qué apps usamos con más frecuencia para crear un widget a modo de mosaico con accesos directos. En el caso de los contactos, Social Graph hace algo similar, haciendo más grande las imágenes de los contactos con los que más se interactúa. Algo similar ocurre con la música con Music Now , y con las fotos con Smart Gallery.

La llegada del terminal se espera dentro del primer trimestre. Es decir, debería aparecer en marzo, aunque es probable que por estas tierras no lo veamos hasta abril o mayo. En cuanto al precio, aún no ha sido confirmado, pero todo apunta a que será bastante asequible.