Orange

Orange ha tomado posición respecto al polémico tema de las subvenciones de los terminales. Si no cambian las cosas, será la única de las grandes que seguirá ofreciendo teléfonos a precios atractivos, sujetos a compromisos de permanencia. Tanto los nuevos clientes como los actuales podrán hacerse con teléfonos a través de alta o del tradicional programa de puntos.

Según la propia compañía, su objetivo es satisfacer el más amplio abanico de necesidades de sus clientes. Para ello ofrecen dos alternativas principales:

  • Tarifas más económicas, sin compromiso de permanencia y sin posibilidad de obtener teléfono. Puede contratarse a través de cualquiera de las tarifas actuales, así como las ofertas “SIM only”, con el “Básico de orange“, es decir, llamadas a 6 céntimos minuto.
  • Terminales a medida del usuario, sujetos a compromiso de permanencia y con un precio en función de la tarifa contratada. En otras palabras, lo que vienen ofreciendo hasta la fecha.

En un mercado tan particular como el español, donde hasta la fecha más del 95% de los terminales se adquieren subvencionados, la apuesta de Orange nos parece muy acertada. Vodafone y Movistar deben haber recibido la noticia con cierta inquietud. Al menos a nosotros se nos plantea que, puestos a no obtener ningún terminal… ¿Por qué no recurrir a compañías como Pepephone, con tarifas mucho más competitivas y cobertura Vodafone? ¡Bien por Orange!