Research In Motion (RIM), el fabricante de BlackBerry, ha registrado una nueva patente (que puedes leer aquí) en la Oficina de  EE.UU., según la cual se intuye que está trabajando en un teclado muy diferente al que conocemos. Aunque sin dejar de ser QWERTY, por supuesto.

Se trata de un teclado que puede colocarse en tres posiciones diferentes, facilitando así la escritura. Por lo que se puede ver en la imagen suministrada para la patente, será posible moverlo para que ocupe media pantalla, o deslizarlo hacia abajo para conseguir una pantalla completa. Del mismo modo, podrá posicionarse horizontalmente para los que prefieran esa postura a la hora de escribir.

De momento, es sólo una patente, por lo que no se sabe ni fechas, ni países ni dispositivos en los que podría incorporarse.