lg-optimus-g-01-600x308

LG ya tiene preparado su nuevo miembro de la gama Optimus que intentará competir por la gama más alta del mercado de teléfonos. Su nombre es LG Optimus G y, por lo que se ha podido saber, ofrecerá algunas novedades interesantes que le permitirán diferenciarse del resto de modelos del mercado. Como es ya habitual en esta compañía, el sistema operativo será Android en su versión Ice Cream Sandwich (4.0.4).

Quizá, el elemento diferenciador más importante de este nuevo smartphone sea su SoC, componente que incluye el procesador y la tarjeta gráfica. Este será un Qualcomm Snapdragon S4 Pro, y será el primer dispositivo que lo incluya (este apartado lo ha confirmado directamente Qualcomm, al igual que su uso será habitual en los dispositivos de LG, ya que han llegado a un acuerdo al respecto). La CPU es de 4 núcleos que funcionan a una frecuencia de 1,5 GHz, por lo que le supone un buen rendimiento. Pero lo realmente interesante es que su consumo será muy reducido, llegando incluso al 35% en algunos casos. Esto llamará la atención de muchos usuarios, sin duda alguna.

Además, su cantidad de memoria RAM será de 2 GB (la misma que se especula que tendrá Samsung Galaxy Note 2), por lo que la combinación con el procesador tendrá como resultado un rendimiento realmente notable y, por ello, LG Optimus G no  tendrá nada que envidiar a otros teléfonos en lo que a rendimiento se refiere.

Pantalla muy fina 

Su pantalla está confirmado que será de 4,67 pulgadas con una resolución de 1.280 x 768 e incluirá la tecnología G2 Touch Hybrid Display, que permite que el grosor del componente sea hasta un 30% menor. Esto, junto a que será tipo IPS, permite a LG ofrecer un excelente conjunto y, además, ser una competencia directa a las pantalla que en este momento se consideran mejores, como son Retina Display y SuperAMOLED. Todo hace indicar que, este vez sí, LG Optimus G será un verdadero espaldarazo para esta compañía asiática.

Para rematar, las filtraciones apuntan a que el teléfono dispondrá de una cámara trasera de 13 megapíxeles, 16 GB de capacidad de almacenamient0 y una batería con mayor tiempo de vida (se supone que hasta un 60% más). Sin duda, todo aspectos positivos.

En definitiva, que sobre el papel, LG Optimus G tiene todos los condimentos para ser un excelente teléfono de gama alta y, si el software acompaña y el rendimiento final también, este modelo puede convertirse en un opción real a la hora de competir con iPhone 5 de Apple o con Galaxy S3 de Samsung. El tiempo y su precio determinarán esto, pero LG ha realizado un gran trabajo.